¿De qué depende que se consiga un embarazo a partir de un tratamiento de fertilidad?

En los centros de reproducción asistida de nuestro país se realizan alrededor de 50.000 tratamientos de fecundación in vitro y se estima que el 3% de los recién nacidos se han concebido mediante esta técnica de reproducción asistida. A pesar de estas cifras, cada día muchas parejas se enfrentan a la realidad de no quedarse embarazadas tras haber seguido un tratamiento de fertilidad.

Continúa leyendo ¿De qué depende que se consiga un embarazo a partir de un tratamiento de fertilidad?

Prolactina alta

 Cuando una mujer tiene problemas de fertilidad, puede estar relacionado con las hormonas. Las hormonas son sustancias químicas especiales que secreta nuestro cuerpo y aseguran el correcto funcionamiento del organismo. Por ejemplo, la ovulación y la menstruación son provocadas por secreción de hormonas.

La hiperprolactinemia es el aumento del nivel de la prolactina en la sangre. La prolactina es una hormona existente tanto en los hombres como en las mujeres, y se libera en varias ocasiones durante el día y la noche. Esta hormona generalmente se libera con el fin de estimular la producción de leche en las mujeres embarazadas y ampliar las glándulas mamarias de modo que pueda realizarse la lactancia.
En el caso de la mujer, una vez que se produce el nacimiento del bebé y se cortan las conexiones anatómicas materno-fetales, se produce un aumento de prolactina, que es la hormona que estimula la producción de leche materna. En un principio, la madre no notará esa producción, ya que las primeras 48-72 horas lo que se produce es una sustancia llamada “calostro”, que es una leche concentrada con una consistencia diferente a la habitual y que está provista de unas propiedades nutricionales adecuadas para los primeros días de vida del bebé.
¿Cómo afecta la prolactina alta a la fertilidad?
La secreción inadecuada de la prolactina en la mujer puede influir de forma negativa en la fertilidad, ya que puede producir trastornos de la ovulación, así como alteraciones en el ciclo menstrual de la mujer y puede ser causa de infertilidad en muchas ocasiones.
La glándula hipófisis es la encargada de segregar esta hormona al cuerpo. Esta glándula que se encuentra en nuestro cerebro, bloquea el proceso de ovulación después del parto y durante el tiempo que dura la lactancia ya que nuestro cerebro interpreta que el cuerpo de la mujer no está aún preparado para un segundo embarazo. Es por este motivo por el que tener la prolactina alta puede provocar problemas de fertilidad e imposibilitar que la mujer pueda quedarse embarazada.
Los factores que influyen en la secreción inadecuada de esta hormona puede ser tanto por factores corporales como, por ejemplo, embarazo, lactancia o estrés; o por factores secundarios relacionados con enfermedades como hipotiroidismo o síndrome de ovarios poliquísticos e, incluso, por algunos medicamentos.
Conocer la causa de la hiperprolactinemia es fundamental para seleccionar el tratamiento adecuado que permita lograr el embarazo. Si los medicamentos que un especialista recomiende no son suficientes, apostar por técnicas de reproducción asistida será la mejor opción para aquellas mujeres que deseen ser madres.

Alimentación correcta.

El desarrollo humano es un proceso continuo y dinámico, y los modelos que ofrecen la familias y la escuela serán importantes, ya que dentro de ellos los individuos desarrollan su personalidad y autonomía. La alimentación constituye uno de los principales caminos de encuentro y relación en este sentido de la vida, y la conducta alimentaria es la llave de esta dimensión. Continúa leyendo Alimentación correcta.

Incertidumbre ante la prueba de embarazo

Para muchas mujeres la prueba de embarazo puede ser una experiencia llena de muchas emociones, sin embargo para otras no resulta ser nada sencillo de enfrentar, sintiendo ese momento como algo intimidante y muy frustrante tras saber el resultado.

La incertidumbre que supone no saber si lograras tu objetivo de ser madre te obliga a aprender a convivir con un grado de ansiedad que poco a poco te va consumiendo día a día, tu ciclo menstrual se convierte en un mar de emociones así como en el centro de atención en tu vida por mucho tiempo, tras pasar meses con una actitud positiva para esperar un resultado positivo y que no se presente llega el momento en que realizarte un test de embarazo permite que predomine el miedo y te sientas en un estado de confusión de querer saber si lo has conseguido cuanto antes pero a la vez preferir no saberlo todavía.

Los sentimientos, las emociones y el dolor por los que una pareja en búsqueda de un embarazo tiene que pasar hace de este momento algo crucial para la mujer, el miedo comienza a apoderarse de la situación permitiendo que la persona caiga en un estado de pesimismo y negatividad, manteniendo una actitud neutra ante cualquier síntoma que se presente sin darle mucha importancia ni generándose falsas ilusiones. 

Llega al punto de evitar hablar del tema, en especial con la familia debido a que piensa que no es posible que un embarazo la pueda sorprender y obtener un resultado positivo, ante todo ese mar de pensamientos, se genera mucho estrés y angustia en ella misma, suele mostrarse en ocasiones mas irritable, evasiva ante cualquier petición de cuidados, etc., debido a que ella prefiere no tomar las cosas de una manera seria hasta no sentirse preparada por si sola para realizarse la prueba.

Es importante que ante este tipo de situaciones como familia se le brinde el espacio necesario que ella considere para manejar sus emociones y al momento de estar lista realizarse la prueba sin sentirse presionada por algo o alguien, eso ayudara a que se sienta con un poco mas de confianza así como consciente de lo que puede suceder.

La infertilidad sigue siendo un tema tabú

La maternidad se sigue priorizando como parte del rol social en la mujer así como la virilidad hasta hoy en día se sigue asociando con la fertilidad masculina, por lo tanto el tener problemas para lograr un embarazo es motivo para avergonzarse en lugar de ser considerado como un problema medico y tratarse lo antes posible con un profesional.

Continúa leyendo La infertilidad sigue siendo un tema tabú