Usos y funciones del azúcar en el metabolismo del cuerpo

Los hidratos de carbono que comes son almidones complejos o azúcares simples. No importa cuál sea la fuente, el cuerpo descompone los hidratos de carbono de la dieta en su componente más simple, generalmente glucosa. Su función principal en el metabolismo del cuerpo es proporcionar energía para tus actividades. Además, se puede convertir en energía almacenada en tu cuerpo y juega un papel en la conservación de la masa muscular magra.

Antecedentes

Los almidones que consumes consisten en grandes moléculas de glucosa unidas entre sí. Las enzimas digestivas secretadas por las glándulas salivales y el páncreas recortan el almidón en unidades individuales de glucosa cuando la comida pasa desde tu boca a través del estómago y hacia el intestino delgado. La glucosa, junto con otros azúcares simples que comes, pasan a través de las células del intestino delgado, entran en el torrente sanguíneo y, con la ayuda de la insulina, entran en las células del hígado y otros tejidos. Desde aquí, estas moléculas pueden ser quemadas como combustible o convertirse en diferentes tipos de moléculas fisiológicas.

Combustible

Tu cuerpo obtiene la energía del azúcar en tus células. En un proceso llamado glucólisis, las células oxidan la glucosa para producir ya sea piruvato o lactato, que luego es metabolizado adicionalmente para producir en última instancia trifosfato de adenosina o ATP. Es una molécula de alta energía que alimenta las células de combustible para actividades tales como la contracción muscular. Tus células también pueden obtener energía a partir de azúcares distintos; como la fructosa, de las frutas o azúcar de mesa; y la galactosa, de la leche. Los azúcares de la dieta proporcionan cuatro calorías de energía por cada gramo de carbohidratos que consumes.

Almacenamiento de energía

Cuando comes más hidratos de carbono de lo que tu cuerpo necesita como combustible, parte del exceso de azúcar puede convertirse en glucógeno. Es la forma de almidón que tus músculos e hígado almacenan en cantidades moderadas. Aunque el glucógeno muscular está disponible exclusivamente para que el tejido muscular lo use, el glucógeno del hígado puede viajar a otros tejidos, según sea necesario. Esto es importante debido a que algunos órganos, como el cerebro, necesitan glucosa como fuente de energía. Por lo tanto tu glucógeno hepático sirve como un medio para alimentar tu cerebro cuando tus niveles de azúcar en la sangre son bajos.

Ahorradores de proteínas

Aunque tu cuerpo prefiere quemar hidratos de carbono para obtener energía sobre las proteínas o grasas, cuando los azúcares son escasos, tu cuerpo puede recurrir a otras fuentes para alimentarse. Por ejemplo, si tu consumo de azúcar es bajo, puedes quemar los aminoácidos de las proteínas que consumes para suministrar energía a los tejidos. Al hacer esto, sin embargo, la proteína que consumes no estará disponible para otros usos, como la construcción de músculo o el mantenimiento de la masa muscular actual. Suficientes hidratos de carbono ayudan a conservar el tejido muscular.

Otros usos

Además de la formación de glucógeno, el exceso de azúcares se puede convertir en aminoácidos o ácidos grasos. Este proceso no sólo depende de la cantidad de azúcares que consumes, sino también de tus otras necesidades fisiológicas. Por ejemplo, si tus necesidades de azúcar para el metabolismo son satisfechas, las células pueden utilizar parte de una molécula de glucosa para sintetizar un aminoácido necesario. Alternativamente, puedes convertir el exceso de hidratos de carbono en ácidos grasos para el almacenamiento a largo plazo en tu tejido graso.

 

Que depende de nosotros y que no

Desde una perspectiva general hay algunas cosas que dependen de nosotros y otras no, en este caso lo que si depende de nosotros son nuestras opiniones, nuestros movimientos, nuestros deseos, nuestras inclinaciones, nuestras aversiones; es decir todos nuestros pensamientos y acciones, por otro lado las cosas que no dependen de nosotros son el cuerpo, los bienes, el destino, el resto de seres vivos -lo cual  incluye su forma de pensar y actuar.

Continúa leyendo Que depende de nosotros y que no

La importancia de la paciencia ante nuestros objetivos

Muchas veces pensamos en cosas que queremos hacer pero se nos hace un mundo ponernos a ello y lo vemos como imposible. También puede ser que nos dé pereza o creamos que no somos capaces. Algunos de los factores más limitantes a la hora de plantearnos retos son la pereza, la falta de autoestima y la falta de paciencia.

En el mundo en el que vivimos, cada vez más rápido y volátil, la paciencia es una gran virtud. Nos estamos acostumbrando a obtener resultados de forma rápida y con el mínimo esfuerzo en muchos aspectos de nuestra vida, y también es lo que nuestros hijos pueden estar recibiendo de nosotros y de nuestra cultura. En líneas generales nos puede costar ser pacientes, quizás porque nos asentamos en lo cómodo, que muchas veces, no nos hace sentir satisfechos a lo largo del tiempo.

Sin embargo, los logros más gratificantes y más importantes para nosotros, son aquellos que suponen un esfuerzo y ponen en funcionamiento nuestras aptitudes más valoradas como son la paciencia y la capacidad de esfuerzo en busca de una meta.

Ya sea en el plano profesional, personal, sentimental, etc., allí donde nos propongamos llegar, la paciencia nos acompañará hasta el final siendo nuestra gran aliada. La armonía, la autoestima, nuestra fortaleza interior, son cualidades que van a reforzar la paciencia y nos van a ayudar a conseguir nuestras metas.

Pasión, entusiasmo, trabajo, constancia, vuelven a aparecer entorno a nosotros. Cierto es que la motivación es el gran motor del que sale toda nuestra energía, y si vamos a ir a por un objetivo nos vamos a tener que esforzar, es fundamental estar profundamente motivados, que sea algo que nos guste, que realmente queramos.

Cómo desarrollar la paciencia

-Desarrollar el autocontrol.

-La paciencia no es algo que se tenga o no se tenga, sino que se desarrolla, todo depende de nosotros mismos y de nuestra capacidad de esfuerzo y dedicación.

-Detectar las cosas o acciones que nos impacientan, tomar conciencia de ellas, para poder controlar las situaciones y estar preparados antes de que sucedan.

-No perder de vista nuestros objetivos.

-Realizar actividades relajantes que nos ayuden a meditar, reflexionar y mantener un estado de tranquilidad, serenidad y claridad mental.

Junto con el desarrollo de la paciencia, el desarrollo del esfuerzo en el trabajo va a ser clave para llegar a nuestras metas, por muy lejanas que nos parezcan.

Cómo mejorar nuestra capacidad de trabajo para llegar a “lo imposible”

-Tener muy claro nuestro objetivo.

-Ser realista.

-Realizar un plan de cómo lograrlo.

-Tener los conocimientos o aprenderlos para conseguirlo.

-Ser sincera contigo misma y confirmar que es eso lo que quieres hacer.

-Aprender de los errores y los aciertos, y entenderlos siempre de manera positiva.

-Trabajar, trabajar y trabajar.

-¡Siempre seguir adelante!

 

¿Haces ejercicio y no pierdes peso?

Existen varias razones por las cuales te sientes estancado (a) y no ves resultados con el ejercicio que realizas. Recuerda que un profesional siempre sera tu mejor elección para asesorarte

HIDRATACION:

Uno de los errores más comunes, es el consumo de bebidas para deportistas. que no se requieren. Estas pueden tener tanta azúcar como un refresco, para sesiones de una hora o menos bebe agua, en otros casos siempre asesórate antes de iniciar el consumo.

ALIMENTACIÓN:

Por mucho ejercicio que hagas, sino cuidas tu alimentación no veras los resultados que esperas. Es necesaria una alimentación equilibrada que incluya de todos los grupos de alimentos de acuerdo a tus necesidades y a la intensidad de la actividad física, además debes evitar alimentos que son hipercalóricos con alto contenido en azúcar que solo favorecen al incremento de peso y no son nada nutritivos.

USO DE SUPLEMENTOS:

Es importante que consultes primero con un profesional antes de iniciar el consumo de algún tipo de suplemento y/o proteína, para asegurarte que es algo adecuado para tu situación en especifico, recuerda que lo que sirve para alguien más no siempre es lo ideal para ti

TIPO DE EJERCICIO:

Es posible que el ejercicio que estas practicando no sea adecuado para ti y tal vez te hayas estancado. asesórate bien para garantizar que obtendrás los mejores resultados para tus necesidades y metas personales.

Tu estado de animo influye en el bebé durante tu embarazo

El vínculo bebé-madre se inicia en el útero, es ahí, y en una etapa muy temprana, cuando se empieza a forjar la personalidad del niño.

La embarazada debe estar sobre aviso y cuidar su ánimo, ya que desde el primer trimestre, el líquido amniótico en el que crece el bebé adquiere el “sabor” del estado anímico de la madre.

Tanto si la madre está tranquila como preocupada, alegre o triste, el feto responde y se adapta continuamente, en su ánimo y su estructura, de esta manera la naturaleza logra que esté adaptado al entorno en el que nacerá.

En un ambiente armonioso y afectuoso el feto desarrolla una corteza frontal más grande (ahí reside el raciocinio) en relación al tamaño de la parte de atrás, el “cerebro de reptil”, donde se activan los reflejos inconscientes. Esto le ayudará a vivir más desde el amor y la comprensión, en vez de desde el miedo y la ansiedad. Y también estimula su inteligencia.

Continúa leyendo Tu estado de animo influye en el bebé durante tu embarazo