EL ASESORAMIENTO PRECONCEPCIONAL

“Prevención, la clave del éxito para un embarazo saludable”

El asesoramiento o consulta preconcepcional se  define como un área de oportunidad para poder determinar opciones saludables y del estilo de vida cuyo fin es beneficiar a madre e hijo. Dentro de esta evaluación es posible detectar ciertos factores tales como problemas médicos, factores ambientales, y ciertos patrones y conductas en el estilo de vida que pueden ser perjudiciales si no se modifican aumentando el riesgo de presentar algún desenlace adverso tanto en la madre como en él bebe.

En la etapa embrionaria  (durante las primeras 8 semanas de embarazo) es un periodo rápido de crecimiento del bebe y que al final de ella la mayoría de los  órganos y sistemas del cuerpo han comenzado a formarse, siendo entonces un momento crítico para desarrollar malformaciones o alteraciones en el crecimiento y desarrollo de ciertas estructuras al estar expuesto el bebe cuando por ejemplo se fuma, bebe alcohol, o se ingieren ciertos medicamentos sin saber la mama que está embarazada.

En esta consulta se harán preguntas sobre historial médico personal como por ejemplo enfermedades pasadas, padecimientos crónicos,  tales como diabetes, presión alta, depresión, trastornos convulsivos, hipotiroidismo, por mencionar algunos, y su importancia radica tanto en el riesgo potencial de presentar complicaciones asociadas a la misma enfermedad, como en el tipo de medicación que ingiere para tratarla y que pudiera no ser segura para él bebe,  para que con un tiempo razonable optar por intercambiarlo por otro fármaco que sea más seguro para el embarazo. Otro escenario el de cardiopatías congénitas como la estenosis aortica severa que idealmente antes de estar embarazada es oportuno programar algún tratamiento quirúrgico, con el fin de mejorar el pronóstico del embarazo.

Enfermedades en la familia, origen de su descendencia, ya que ciertas enfermedades se presentan en áreas geográficas determinadas. O antecedente de síndromes genéticos, familiares con algún tipo de malformación o déficit intelectual,  para así evaluar el riesgo de poder heredarlo y en su caso existen métodos de detección por ultrasonido y por pruebas de sangre para enfermedades genéticas como el Síndrome de Down, por ejemplo.

En relación a medicamentos  y suplementos,  incluidos los de venta sin receta médica y  las hierbas medicinales, en ocasiones pueden ser perjudiciales para él bebe. Medicamentos inmunosupresores para pacientes con lupus o alguna enfermedad reumatológica deben ser modificados, y en algunos de ellos el periodo entre el dejar de consumirlos y un embarazo a veces debe ser de hasta 6 meses a un  año, el Iodo radioactivo para pacientes con disfunción tiroidea es otro ejemplo que es algo frecuente en  las mujeres.

Y también se debe saber que a pesar de que algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de presentar defectos congénitos, los beneficios de seguir usándolos durante el embarazo pueden ser mayores que los riesgos para su bebe, tal es el caso de los antiepilépticos por ejemplo.

La historia obstétrica, por ejemplo si la paciente ya tuvo embarazos previos, se pregunta sobre ¿cómo fue el desenlace de ellos?, ¿los bebes son sanos?, ¿viven?, ¿hubo complicaciones maternas?, y la relevancia es que ciertos trastornos que pasaron en un embarazo previo pueden volver a presentarse como por ejemplo el parto pre termino,  presión arterial alta, preeclampsia, diabetes gestacional, y que interviniendo en una forma oportuna se puede disminuir el riesgo de la aparición de estos.

El tipo de alimentación, el estilo de vida, por ejemplo si es vegetariana, si consume lácteos,  alergia a algún tipo de alimento,  si hace ayunos prolongados, tiene sobrepeso, o pesa menos de lo normal,  y el mantener una dieta equilibrada es vital para mantener  buena salud,  y es necesario contar con un aporte dietético de referencia  que  debe obtenerse de los alimentos que consume. El ácido fólico  la vitamina esencial,  contribuye a prevenir defectos de tubo neural  y se recomienda  que todas las mujeres consuman  400 microgramos de ácido fólico al día. En pacientes que ya tienen un antecedente de un hijo con defecto de tubo neural se recomienda que tome 4 mg de ácido fólico al día por 1 mes, antes de concebir y durante los 3 primeros meses del embarazo.

El hierro es otra sustancia que utiliza el cuerpo para producir una proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno,  a los órganos. Y existen cierto tipo de alimentos que  contengan un tipo de hierro especifico llamado hierro hemo, que se encuentra en carnes rojas aves y pescado,  y es un tipo de hierro que se absorbe más fácilmente.

El peso sobrepeso antes del embarazo predispone a desarrollar complicaciones como diabetes gestacional, presión arterial alta, preeclampsia, parto prematuro y  riesgo de tener un bebe macrosomico es decir             peso fetal mayor de lo normal para la edad gestacional, y por lo tanto riesgo de lesiones al bebe durante el parto o riesgo de nacer por cesárea.

Se recomienda adelgazar antes de quedar embarazada, y para lograrlo se deben usar más calorías de las que consume. Hacer por lo menos 20 minutos de actividad física al día, y su manejo multidiciplinario con nutrición.

En casos de obesidad importante la cirugía bariatrica inclusive y en caso de realizarse debe esperar de 12 a 24 meses para intentar un embarazo.

Y por último otro tema no menos importante es evaluar la situación de sus vacunas, ya que existen algunas que contienen virus vivos atenuados y no se pueden aplicar ya estando embarazada y de no contar con ellas la paciente y el feto están en riesgo.

Por  ejemplo cito las que se deben administrar por lo menos 1 mes antes del embarazo:  contra la gripe con organismos vivos atenuados rociador nasal, contra sarampión, paperas, rubeola, y contra varicela. Y las que se pueden recibir de manera segura en el embarazo: Hepatitis A, B, gripe o influenza,  meningococica, antineumocica, tetanos difteria reducida y tosferina acelular.

 En conclusión, la consulta y asesoramiento preconcepcional es el momento ideal para hacer preguntas, pedir consejos, resolver inquietudes relacionadas sobre el proceso de embarazo, ponerse en las mejores condiciones y prepararse tanto física como emocionalmente para esperar la llegada de un nuevo ser a la familia, y con ello aumentar las probabilidades de que la conclusión del embarazo a término sea exitosa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *