Colesterol en el embarazo

¿Qué pruebas detectan el colesterol alto en la gestación? ¿Es habitual tener los triglicéridos y el colesterol alto en el embarazo? descubre toda la información acerca del colesterol en el embarazo, comúnmente conocido como hipercolesterolemia. Los cambios de cuerpo de la mujer en el embarazo hacen que los niveles de colesterol en sangre se descontrolen hasta 250. Lo primero que debes saber es que cuando hablamos de colesterol nos referimos a un tipo de grasa del cuerpo que necesita, pero en caso de exceso puede obstruir las arterias e incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca. No te preocupes, es muy frecuente vivir esta situación en el embarazo a partir del segundo trimestre.

Si pensamos en un embarazo saludable es necesario que estas hormonas estén en pleno rendimiento y para ello se requiere de un mayor índice de colesterol pero tampoco caigamos en el exceso. El problema aparece cuando el grado de colesterol es tan alto que puede implicar un riesgo en el desarrollo de la placenta, lesiones en los vasos sanguíneos del feto, partos prematuros, etc.

Síntomas de colesterol alto en el embarazo

Los valores de colesterol durante un embarazo normal pueden aumentar entre un 30% a un 50%. Tal es así, que las cifras pueden variar entre 150 a 300 mg/dl a las 40 semanas del embarazo. Es importante que sepas que estos valores se normalizan una vez que tu bebé haya nacido.

¿En qué consisten los síntomas del colesterol alto en el embarazo? Por lo general, el colesterol alto carece de sintomatología, por lo que es necesario una analítica para diagnosticarlo. No obstante, hay especialistas que indican que algunos síntomas que pueden indicar niveles de colesterol altos son:

  1. Boca pastosa o seca
  2. Agitación al realizar actividades físicas
  3. Sueño después de ingerir alimentos copiosos
  4. Indigestión .

Otros signos de que tu colesterol está alto pueden ser:

  • Dolor de cabeza: está asociado con los derrames cerebrales debido a la formación de placas en las arterias carótidas que disminuyen el calibre y por lo tanto el flujo sanguíneo a través de esta.
  • Mareos: los mareos también aparecen por las complicaciones en consecuencia de los niveles altos de colesterol malo y es síntoma característico de enfermedades coronarias que podrían conllevar a infarto del musculo cardíaco.

La importancia del colesterol en el embarazo

Este tema siempre ha traído mucha controversia, ya que el colesterol alto en el embarazo puede llegar a ser peligroso para el desarrollo del bebé, pero también los niveles de colesterol demasiado bajos.

Lo ideal es mantenerlo en niveles adecuados y siempre controlado. Para ello, es fundamental tener en cuenta algunos trucos para controlar el colesterol alto durante el embarazo:

  1. Recordar la importancia de las legumbres: lentejas, judías, garbanzos, son excelentes fuentes de proteína, fibra y micronutrientes. Una dieta para combatir el colesterol alto en el embarazo es más que suficiente para evitar tomar fármacos si los niveles de colesterol no están muy descontrolados.
  2. Reducir el consumo de grasas animales saturadas y los azúcares refinados.
  3. Consumir grasas de origen vegetal, sobre todo, aceite de oliva.
  4. Consumir más antioxidantes y fibra que regulan el metabolismo de las grasas y los azúcares.
  5. Comer más carnes blancas que rojas.
  6. Aumentar el consumo de Omega 3 ingiriendo más pescado (salmón, arenque, caballa, anchoas y sardinas).

Los riesgos del colesterol alto durante el embarazo

¿Cuáles son los riesgos del colesterol alto en el embarazo? El colesterol alto tiene como consecuencia la acumulación de grasa las paredes de los vasos sanguíneos. Esto hace que el flujo de sangre a fluir con más dificultad, lo que aumenta la presión arterial. El aumento en los niveles de colesterol durante la gestación, aunque considera normal, requiere una atención y observación. En ocasiones es interesante optar por una dieta para combatir el colesterol alto en el embarazo y elegir alimentos que te ayudan a equilibrar los niveles de triglicéridos.

Estos son algunos riesgos o peligros del colesterol en la embarazada:

  • Parto prematuro: el riesgo de complicaciones aumenta cuanto antes de que nazca el bebé. Los niños prematuros nacen con los pulmones inmaduros, lo cual supone dificultades respiratorias, problemas para alimentarse adecuadamente, apneas, hemorragia intraventricular, incapacidad para mantener la temperatura corporal, etc.
  • Alteraciones en la placenta.
  • Lesiones en los vasos sanguíneos del feto.
  • Otro de los riesgos del colesterol alto y los triglicéridos en el embarazo es el peso bajo del bebé al nacer.
  • Desarrollo de anomalías congénitas. Es importante saber que algunas malformaciones congénitas se pueden prevenir. Cuando una mujer está embarazada, tomar ácido fólico y recibir suficiente yodo en la dieta puede ayudar a prevenir algunos tipos de malformaciones congénitas.
  • El colesterol alto en el embarazo puede producir arteriosclerosis en el recién nacido. Trastorno común de las arterias que ocurre cuando la grasa, el colesterol y otras sustancias se acumulan en las paredes de estos vasos y forman sustancias duras llamadas placas.
  • En la embarazada se corre un mayor riesgo de sufrir preeclampsia. Esta patología es más que una hipertensión arterial durante el embarazo que daña a los riñones provocando la pérdida de proteínas por la orina. Si no se controla, sus complicaciones pondrán en peligro a la madre y al feto.

¿Cómo bajar el colesterol y trigliceridos en el embarazo?

Son muchos los cambios que vas a experimentar estando embarazada y este es uno de ellos. A partir del segundo trimestre tus análisis de sangre pueden mostrar unos niveles elevados tanto de colesterol como de triglicéridos.

¿En qué consiste el colesterol alto en el embarazo? el colesterol durante el embarazo nunca debe estar por encima de 300 y los triglicéridos han de estar siempre por debajo de 150. El aumento de estos niveles se debe a las necesidades calóricas del feto para su correcto desarrollo.

Para que estos niveles no se disparen demasiado en el embarazo es fundamental conocer cómo reducir el colesterol en el embarazo:

  • Controlar las grasas y los azúcares.
  • Eliminar el tabaco y el alcohol.
  • Evitar los alimentos procesados.
  • Tomar más verduras, frutas y fibra.
  • Realizar ejercicio en el embarazo y actividad física moderada si tu médico te lo permite.
  • Beber mucha agua para hidratar el cuerpo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *