Día mundial del cáncer de mama.

El cáncer de seno o (cáncer de mama) se origina cuando las células  del seno comienzan a crecer de manera descontrolada. Estas células normalmente forman un tumor que a menudo se puede ver en una radiografía o se puede palpar como una protuberancia (masa o bulto). El tumor es maligno (cáncer) si las células pueden crecer penetrando (invadiendo) los tejidos circundantes o propagándose (metástasis) a áreas distantes del cuerpo. El cáncer de mama ocurre casi exclusivamente en las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue la que estableció el 19 de octubre como el Día del Cáncer de Mama para fomentar la concienciación de esta enfermedad.

El origen del 19 de octubre como el día mundial del cáncer de mama fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de que todo el mundo tomara conciencia por un día sobre esta enfermedad. El día fue elegido dentro de un mes, que como hemos mencionado también es conocido como el es del Cáncer de Mama. Con ello, todo el mes de octubre sirve para resaltar la importancia de la concienciación, educación e investigación de las mamas. Durante el Mes de concienciación sobre el Cáncer de Mama, las organizaciones y colectivos asociados a luchar contra el cáncer de mama intentan lograr que la mayor cantidad de personas participen en concienciarse y en aportar  fondos para la investigación del cáncer de mama.

En este día además también se pretende que se incida en la investigación sobre la enfermedad, y también, en el diagnóstico precoz por parte de las mujeres; algo que resulta clave para poder superar la enfermedad.

¿Dónde se origina el cáncer de seno?

Los cánceres de seno pueden originarse en diferentes partes del seno. La mayoría de los cánceres de seno comienza en los conductos que llevan la leche hacia el pezón (cánceres ductales). Algunos cánceres se originan en las glándulas que producen leche (cánceres lobulillares). También hay otros tipos menos comunes de cáncer de seno.

Un pequeño número de cánceres comienza en otros tejidos del seno. Estos cánceres se llaman sarcomas y linfomas, y en realidad no se consideran cánceres de seno.

También es importante que sepa que la mayoría de las protuberancias de los senos son benignas y no cancerosas (malignas). Los tumores no cancerosos de los senos (benignos) son crecimientos anormales, pero no se propagan fuera de los senos y no ponen la vida en peligro. Sin embargo, algunas protuberancias benignas en los senos pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de seno. Cualquier masa o cambio en el seno debe ser examinado por un profesional de atención médica para saber si es benigno o maligno (cáncer), y si podría afectar su riesgo futuro de padecer cáncer.

¿Cómo se propaga el cáncer de seno?

El cáncer de seno se puede propagar cuando las células cancerosas alcanzan la sangre o el sistema linfático y llegan a otras partes del cuerpo.

El sistema linfático es una red de vasos linfáticos (o linfático) encontrado en todo el cuerpo que conecta los ganglios linfáticos (pequeñas agrupaciones en forma de un fríjol de células del sistema inmunitario). El líquido transparente dentro de los vasos linfáticos, llamado linfa, contiene productos derivados de los tejidos y materia de desecho, así como células del sistema inmunitario. Los vasos linfáticos transportan líquido linfático fuera de los senos. En el caso de cáncer de seno, las células cancerosas pueden ingresar en los vasos linfáticos y comenzar a crecer en los ganglios linfáticos. La mayoría de los vasos linfáticos del seno drenan hacia:

  • Los ganglios linfáticos localizados debajo del brazo (ganglios axilares)
  • Los ganglios linfáticos que rodean la clavícula (ganglios linfáticos supraclaviculares [encima de la clavícula] e infraclaviculares [debajo de la clavícula])
  • Los ganglios linfáticos que se encuentran en el interior del tórax y cerca del esternón (ganglios linfáticos mamarios internos)

Por esta causa, es necesario aumentar la concienciación de las mujeres y que participen en las campañas de cribado, para conseguir detectar la enfermedad en sus fases más tempranas e incrementar la supervivencia por cáncer de mama en nuestro país.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *