Conoce el ciclo de la Violencia en la relación de pareja

¿Por qué la mujer agredida no deja a su agresor? ¿Por qué no denuncia los ataques? ¿Por qué después de denunciar muchas veces retiran la denuncia?

En el año 1979 la reconocida psicóloga americana Leonore Walker arrojó luz sobre cómo funcionan los procesos de victimización a partir de sus investigaciones diseñadas para tratar de entender y de dar respuesta a las preguntas anteriormente planteadas.

A partir de los testimonios de mujeres maltratadas se dio cuenta que no son agredidas todo el tiempo ni de la misma manera, sino que existen fases para la violencia, que tienen variada duración y diferentes manifestaciones. Esto es lo que se ha llamado el ciclo de la violencia, una de las teorías sobre dinámicas internas a las relaciones violentas más difundida en el mundo.

Esta teoría contempla la existencia de cuatro fases en toda dinámica de violencia relacional. Las fases en las que se divida el ciclo de la violencia se van sucediendo las unas a las otras, hecho que precisamente dificulta que el ciclo se pueda romper. En una misma relación, el ciclo puede repetirse infinitas veces y la duración de sus fases puede ser variable.

fases del maltrato

A continuación describiré las distintas fases por las que pasa una persona maltratada. Continuar leyendo “Conoce el ciclo de la Violencia en la relación de pareja”

Dieta de protección gástrica

El estoma actúa como deposito para los alimentos ingeridos y como órgano secretor de ácido clorhídrico y pepsina, que son las sustancias encargadas de iniciar la digestión. Cuando se modifica la secreción de estas sustancias se pueden presentar alteraciones como la gastritis que es la inflamación del revestimiento o mucosa del estómago. Esta inflamación puede ser causada por diferentes factores como sobre crecimiento bacteriano (bacteria Helicobacter pylori, siendo esta la principal causa, alimentación alta en irritantes (grasa y condimentos), el uso a largo plazo de medicamentos, consumo excesivo de alcohol, tabaco y estrés.  Continuar leyendo “Dieta de protección gástrica”

Etapas del duelo

A continuación se detallan las etapas por la que atraviesa la pareja diagnosticada con infertilidad. Estas son vividas en forma diferente por cada persona.

 

1.- Shock y negación
La pareja se queda en shock al enterarse o darse cuenta de que tiene un problema de infertilidad. Esta etapa se caracteriza por estar “como zombi” o en un túnel, muy distante de los demás. Se es invadido por el pensamiento de que lo sucedido no pude ser verdad, de que alguien puede haber cometido un error. Como es algo intolerable para la mente, se presenta una fase de negación.

La pareja utiliza sus defensas en un intento de negar la realidad dolorosa que está emergiendo. Racionaliza, evita y continúa buscando una manera de salir de esto a través de excusas como:

– Pensar que el problema, es que ambos han trabajado mucho y necesita vacaciones para poder tener sexo productivo.
– Que la infertilidad no les puede estar sucediendo a ellos, es temporal y seguramente se va a resolver en un tiempo.

Este paso es importante porque le da a la pareja tiempo para
aceptar el problema y desarrollar los procesos internos y externos
necesarios para adaptarse a esa nueva realidad de infertilidad.

2.- Ira o enojo ¿Por qué yo?
El enojo es probablemente la respuesta más común a cualquier situación en donde la persona se siente tratada injustamente, humillada, desechada o fracasada.

La pareja infértil se siente incomprendida y el enojo aparece como una respuesta a todas las circunstancias desagradables. El primer enojo que se experimenta es cuando se dice ¿Por qué yo?, ¿Todos pueden y yo no? ¿Qué hice que otros no han hecho? Después la ira y el enojo se dirigen del “yo” al “tú”, y se vierten hacia el cónyuge lo que puede volverse un problema al atacarse mutuamente. La presión psicológica en estos momentos es grande a través de reproches al otro o echándole la culpa de todo. Esto trae dificultades de comunicación y resentimiento, especialmente si existe un diagnóstico de que uno de los dos tiene un problema que impide el embarazo.

3.- Depresión
En este largo camino de la infertilidad, la pareja comienza a sentirse abandonada, desesperanzada, desesperada y desolada. Piensa que no existen opciones viables o positivas a su problema. Muchas personas refieren este período como el “callejón sin salida”.

4.- Culpa
Es de naturaleza humana substituir la culpa con acusación, intentando no sentirse responsable. La culpa es dirigida a veces al cónyuge, al doctor, o al mundo en general.

En esta etapa la seguridad en uno mismo en su sentido de masculinidad o femineidad se ve amenazada, la actividad normal es interrumpida, y es difícil continuar con la rutina. Las diferencias individuales en el curso de este proceso van a afectar la relación matrimonial, dejando a cada miembro de la pareja aún más solo en su lucha.

El sentimiento de culpa retrasa la recuperación ya que muchas veces se recurre interminablemente al pasado y hay hechos que se cuestionan como: “si yo no hubiera tomado pastillas” o “si hubiera estado en reposo”, “¿por qué me cuide?”
A pesar de que los tratamientos para la infertilidad no pueden curar estos sentimientos, la pareja debe hablar de ellos para aprender a manejarlos y seguir adelante hacia la siguiente etapa.

5.- Aceptación
Este es el proceso final del duelo. Una vez que la pareja se ha rendido a la desesperación de su duelo, puede comenzar a salir de él. Cuando han llorando bastantes lágrimas, sentido suficiente rabia, se han sacudido emocionalmente tanto uno, como la pareja, cada uno puede comenzar a reorganizar y aproximarse a la aceptación y resolución. Y entonces también como pareja lo logra hacer. Pueden renovar el sentido positivo de ellos mismos a pesar de los problemas reproductivos, reconociendo lo que tienen para ofrecer a cada uno, y prepararse a ellos mismos para las tareas que inesperadamente se volvieron necesarias si quieren que su familia crezca a través de otras opciones.

El camino a esta aceptación, en tiempo y en intensidad, varia de una pareja a otra, es diferente entre hombres y mujeres, e incluye otros aspectos de la pareja misma. Aunque la dificultad reproductiva es identificada en un miembro de la pareja, la aceptación es necesaria en ambos.

Se espera una etapa estresante en la relación. Parte de este estrés se debe a la parte no hablada del problema, por lo que hay que dialogar  y es en ese momento cuando la pareja ya no necesita protegerse a sí mismas del dolor de la infertilidad.

La aceptación no significa que el problema desaparezca, sino
que se puede manejar de una forma sana, tanto en lo individual como
en pareja

El duelo por infertilidad

“La sociedad tiene tradiciones y rituales para aceptar y asimilar
la muerte. Con la infertilidad es distinto. No hay un funeral, no hay
resucitación, no hay tumba donde poner flores. La familia y los amigos
tal vez nunca se enteran. La pareja infértil llora sola” (Barbara Eck
Menning)

 

La palabra duelo significa dolor. Una de sus definiciones más conocidas es la que  hace referencia al dolor o aflicción causada por la muerte de un ser querido, pero hay que ir más allá. El duelo por sí mismo y su proceso, conlleva muchos más significados y representaciones, puesto que se produce ante cualquier situación que implique una evidencia para la persona de una falta o pérdida, algo que ha de dejar atrás, que no volverá a recuperar, pero que deja siempre un recuerdo. “La intensidad del duelo no depende de la naturaleza del objeto perdido, sino del valor que se le atribuye”. Continuar leyendo “El duelo por infertilidad”

5 consejos para lograr la Autoaceptación

Aceptarse a sí mismo es un elección. Es un paso fundamental en el proceso de adquirir una autoestima saludable, porque te permite concentrarte en lo que amas de ti y al mismo tiempo ser consciente de lo que no te gusta y comenzar a cambiarlo. En la teoría parece fácil, sin embargo, no es así.

Autoaceptarnos es encontrar la paz interior, hallar la paz con nosotros mismos. Asimismo, te permite no escapar de los problemas y aceptarlos, porque entender que los fallos son humanos es sano para tu bienestar. La autoaceptación es, sin duda, una victoria en el ring de la vida.

No aceptarnos tal y como somos supone una barrera entre nosotros y nuestro bienestar emocional y crecimiento, porque nos impide afrontar la vida con energía y nos hace sucumbir ante las experiencias difíciles y las dificultades que nos podemos encontrar. La vida tiene momentos buenos, pero también tiene momento difíciles y hay que aceptarlos. Si no nos autoaceptamos, entonces nosotros somos nuestro peor enemigo. Continuar leyendo “5 consejos para lograr la Autoaceptación”