RESPONDE ASERTIVAMENTE

Es sumamente importante para muchos de nosotros aprender a responder asertivamente a las criticas, pero hacerlo en la vida diaria no resulta tan fácil. Por tanto , el ser capaces de responder a las criticas en forma adecuada, sin sentirnos excesivamente alterados por ellas y sin poner en juego nuestra autoestima, es algo necesario para atrevernos a ser asertivos en muchas ocasiones.

Las ventajas de ser asertivos ante la critica son:

-La persona que nos critica suele desear que le prestemos atención y que tengamos en cuenta sus opiniones y sentimientos. Si reaccionamos mal, se sentirá frustrada y enojada.

-Responder mal a las críticas suele hacer que los conflictos empeoren y que nos distanciemos, nos perdamos el respeto o lleguemos a odiarnos.

-Si nos negamos a escuchar las críticas, no obtendremos la parte de información útil que pueden contener.

-Si respondemos asertivamente a las críticas, daremos una mejor imagen a los demás y predispondremos al crítico a nuestro favor.

La ASERTIVIDAD es una parte fundamental de las habilidades sociales. Podemos definirla como  una actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales, que incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades  y opiniones, en forma adecuada; respetando al mismo tiempo los de los demás.

Pretende ayudarnos a ser nosotros mismos, a desarrollar nuestra sana autoestima y a mejorar la comunicación interpersonal, haciéndola más directa y honesta.

Tres áreas principales de la asertividad:

  • La autoafirmación, que consiste en defender nuestros legítimos derechos, hacer peticiones y expresar opiniones personales.
  • La expresión de sentimientos positivos, como hacer o  recibir elogios y expresar agrado o afecto.
  • La expresión de sentimientos negativos, que incluye manifestar disconformidad o desagrado en forma adecuada, cuando está justificado hacerlo.

Características de las personas asertivas:

-Se conoce a si misma y suele ser consciente de lo que siente y de lo que desea en cada momento.

-Se acepta incondicionalmente, sin que ello dependa de sus logros, ni la aceptación de los demás. Por eso cuando gana o pierde, cuando tiene éxito o cuando no consigue sus objetivos, conserva siempre su propio respeto y dignidad.

-Se mantiene fiel a si mismo (a) en cualquier circunstancia y se siente responsable de su vida y de sus emociones . Por tanto, mantiene una actitud activa, esforzándose en conseguir sus objetivos.

-Acepta sus limitaciones de cualquier tipo, pero al mismo tiempo, lucha con todas sus fuerza por realizar sus posibilidades.

-Suele expresar adecuadamente  sus opiniones, deseos y sentimientos, en vez de esperar aque los otros los adivinen.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *