Congelación de Óvulos

La Vitrificación de Óvulos es una técnica por la cual la mujer decide guardar o preservar sus óvulos maduros. Se le estimula con hormonas para producir folículos, luego se extrae los óvulos maduros por aspiración, se congelan y se criopreservan en nitrógeno líquido a menos de 196 grados Celsius. La congelación ultra-rápida mantiene estas células inalteradas por un tiempo indefinido.  Al desvitrificar los ovocitos, éstos tendrán la edad biológica a la que se vitrificaron.

Cuanto más joven se vitrifiquen los óvulos, mejor calidad tendrán y habrá una mayor posibilidad de conseguir una gestación. Este procedimiento no es peligroso, pues no daña la calidad e integridad de los óvulos maduros. Todo el proceso desde la estimulación hormonal y aspiración no es doloroso ni tiene efectos secundarios en la mujer.

¿Quiénes pueden recurrir a este procedimiento?

 

Por Postergación de la maternidad:134941569336

        Muchas mujeres retrasan su maternidad por motivos de estudio y/o trabajo antes de los 35 años. Es entonces cuando algunas optan por congelar parte de sus óvulos maduros durante sus años más fértiles.

       Una vez que deciden ser madres, se someten a pruebas y si hay posibilidad de embarazo, se descongelan para realizar una Fecundación In Vitro con espermatozoide de la pareja, obteniendo un embrión que será trasplantado a su útero.

 Por Enfermedad o Tratamientos médicos que disminuyan la fertilidad

        Ante cualquier enfermedad que amenace la fertilidad: lupus, artritis, endometriosis o problemas benignos.

       En caso de tratamientos para tratar algún tipo de cáncer: QUIMIOTERAPIA Y RADIOTERAPIA.

 Antes de los 35 años…

 La congelación de óvulos debe darse hasta antes de los 35 años de edad pues la calidad de los óvulos es óptima hasta esa edad, para asegurar un embarazo exitoso y sano. La calidad y cantidad de los óvulos disminuyen progresivamente a partir de los 30 años, y mucho más después de los 40.

 Sin embargo no hay una edad límite mientras la mujer tenga una buena reserva de óvulos y eso suele ser hasta antes de los 40 años. Más allá no se recomienda porque la fertilidad ya está disminuida. En cuanto a la edad máxima para ser madre, si bien no hay un límite legal, existe un acuerdo ético de que sea hasta los 50 años, siempre y cuando la mujer esté en un comprobado buen estado de salud.

 La donación de óvulos

 La mayoría de los embarazos producto de las técnicas de reproducción asistida, después de los 40 años de edad son con óvulos donados, por la mala y baja calidad de óvulos propios. Ante ello la vitrificación cambia esto, ya que ahora es posible usar óvulos propios previamente criopreservados en edades más tempranas.

 Proceso seguro y confiable

       La congelación de óvulos es un proceso que no genera ningún daño en la mujer, ni mucho menos altera las características naturales y sobre todo la composición genética de los óvulos.14146755796975

       Será un procedimiento seguro y fiable, siempre y cuando se realice en un buen Centro de Fertilidad y bajo la atención de médicos y biólogos altamente capacitados. IREGA cuenta con los mejores especialistas y la experiencia necesaria para que esta técnica se lleve con éxito.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *