Congelación de semen

La congelación del semen es una técnica ampliamente utilizada y que sirve para preservar la fertilidad en el hombre. Una vez el esperma es analizado se realiza la congelación de la muestra. Estas muestras se guardan en bancos de semen, donde pueden permanecer por un tiempo ilimitado hasta que se requiera su uso.

La calidad de los espermatozoides no se ve prácticamente alterada por la congelación, de forma que después se pueden utilizar en técnicas de reproducción asistida para conseguir el embarazo.

1334232091_2

Formatos de congelación

La congelación puede hacerse en criotubos, que son pequeños tubos de ensayo del orden de 1 ml de capacidad donde se deposita el semen mezclado con el crioprotector, y se hace una congelación lenta primero con vapores de nitrógeno y posteriormente con nitrógeno líquido, los criotubos se guardan ordenados en unas varillas que se meten en él.

La congelación de los espermatozoides se realiza en pequeñas píldoras cuando el semen es valioso, como de un lavado seminal de virus de VIH, o un paciente que congeló su semen previamente a un tratamiento de quimioterapia, para que de este modo sea más fácil su racionamiento por si se necesitase para varios ciclos de fecundación in vitro, y se guarda en botes perfectamente identificados sumergidos en tanques con nitrógeno líquido.

Indicaciones

Pacientes oncológicos

Los hombres que padecen cáncer y van a someterse a tratamientos de quimioterapia y radioterapia deben de preservar su fertilidad antes si es que desean convertirse en padres, una vez superada la enfermedad es posible que la producción de espermatozoides se vea alterada, o la calidad de los espermatozoides sea muy baja.

5274

Tras un tiempo es posible que revierta la alteración en los espermatozoides, pero en la mayoría estos fármacos producen infertilidad masculina de forma permanente.

Vasectomías

Existen pacientes que deciden realizarse una vasectomía como método anticonceptivo ya que no desean más hijos, pero deciden dejar una muestra de semen criopreservada a modo de precaución. De esta forma puede volver a ser padre si se arrepiente, con la misma u otra pareja.

Problemas para depositar la muestra

Existen hombres que tienen dificultades a la hora de eyacular, o en ocasiones es por un problema de agenda, de esta forma si deja una muestra preservada en el banco de semen de la clínica de reproducción no es necesario que esté presente el día que la mujer se vaya a someter al tratamiento de fecundación.

Donantes de esperma

La legislación española obliga a los centros a realizar una serie de pruebas para garantizar que el semen no está contaminado, estas pruebas deben realizarse meses después de la donación, por lo que es necesario que todas las muestras de donante sean congeladas.

Uso del esperma congelado

En el momento en el que se requiera, el semen congelado puede emplearse para una inseminación artificial o para una fecundación in vitro, según el caso concreto a tratar. Si la congelación fue lenta, la descongelación es rápida y se pasa de -196ºC a 37ºC en pocos minutos. El proceso dura unos 15 min y a partir de entonces se procesa y ya puede emplearse para la técnica de reproducción asistida que se necesite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *