FIV con donante de óvulos

Las técnicas de reproducción asistida han hecho posible que una mujer, cuyos óvulos no son de la calidad necesaria para lograr un embarazo por sí mismos, pueda acceder a la maternidad gracias al altruismo de otra mujer, con óvulos de mayor calidad, cedidos a una receptora anónimamente.

Antes de acceder a un programa de donación la posible donante ha de someterse a un proceso importante de selección que valore su aptitud p13263991_mlara ser donante, en el que se estudian tanto estado físico como psicológico antes de permitirle donar óvulos.

El proceso de FIV con donante de óvulos puede hacerse de dos maneras muy diferentes según el origen de los óvulos, pero la primera parte del proceso es igual para los dos tipos.

Estimulación ovárica

La donante se estimula igual que lo haría una paciente que se va a someter a un FIV. El ginecólogo frena el comportamiento de sus ovarios y se va aplicando hormonas para que haya una producción alta de óvulos en ese ciclo. Se le van realizando ecografías seriadas y en el momento que los folículos tienen un tamaño suficiente, se desencadena la ovulación y se extraen los óvulos en el laboratorio.

Donación en fresco

La donante y la receptora tienen que estar coordinadas. La donante se estimula a la vez que la receptora está preparando su endometrio. En el mismo ciclo se produce la extracción de óvulos de la donante, la fecundación en el laboratorio de estos óvulos con semen de la pareja de la receptora, y si los embriones se desarrollan bien y son de calidad, se transferirán al útero de la paciente, para su implantación.

En el caso de que haya embriones sobrantes de calidad se podrán congelar, siendo propiedad de la pareja de pacientes. La ventaja de la donación en fresco es que los tiempos son similares a si se hiciera una FIV de la pareja, una estimulación y transferencia en 15 días. La desventaja de esta técnica es que si la donante no responde bien a la estimulación ovárica, puede que se pierda un ciclo.

eggdonation

Donación de ovocitos vitrificados

La donante se estimula con hormonas, pero no tiene una receptora asignada que se esté preparando su endometrio a la vez. Se extraen los ovocitos en el quirófano, y tras evaluar la madurez, se vitrifican, se congelan de forma ultrarrápida, los óvulos maduros. Se mantienen en nitrógeno líquido hasta que una pareja de pacientes que requieran una donación de óvulos sean compatibles con las características físicas de la donante.

En este momento, se prepara el endometrio de la paciente receptora, se desvitrifican los ovocitos de la donante y se inseminan con semen de la pareja de la receptora. Se observa la fecundación y el desarrollo embrionario en el laboratorio y tras 3 ó 5 días desde la inseminación, se transfieren al útero preparado de la receptora para que implanten y den lugar a un embarazo, que se confirmará 15 días después con un análisis de la hormona del embarazo, la beta HCG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *