Fertilidad de la Mujer

Los especialistas advierten de que a partir de los 35 años, la reserva ovárica de las mujeres, que es de un millón de ovocitos nada más nacer, se queda en un 10% del total y la calidad de los óvulos es peor. Aseguran que a partir de esta edad las posibilidades de quedarse embarazada se reducen considerablemente. Continuar leyendo “Fertilidad de la Mujer”

¿Qué ejercicio puedo hacer para evitar la Diabetes gestacional?

Sin lugar a dudas el embarazo es un acontecimiento que sigue emocionando a la humanidad, ya que el embarazo marca el inicio de una nueva vida, la madre como principal protagonista de esta historia es asediada por todos a su alrededor, procurando salud, privilegiando su alimentación y descanso. Continuar leyendo “¿Qué ejercicio puedo hacer para evitar la Diabetes gestacional?”

¿Qué es el embarazo ectópico?

El embarazo ectópico es aquel que se implanta fuera de la cavidad uterina, es decir, una vez que se produce la fecundación del espermatozoide al óvulo, el huevo no llega hasta la cavidad uterina si no que implanta, en la mayoría de los casos, en una de las trompas de falopio. Continuar leyendo “¿Qué es el embarazo ectópico?”

¿Qué es el cáncer de ovario?

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Las células en casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo. Para aprender más acerca de cómo los cánceres comienzan y se propagan.

El cáncer ovárico se origina en los ovarios. Los ovarios son glándulas reproductoras encontradas sólo en las mujeres que producen los óvulos para la reproducción. Los óvulos viajan a través de las trompas de Falopio hacia el útero donde el óvulo fertilizado se implanta y se desarrolla en un feto. Además, los ovarios son la fuente principal de las hormonas femeninas, el estrógeno y la progesterona. Un ovario está en cada lado del útero en la pelvis.

229402-1

Los ovarios están compuestos por tres tipos principales de células: Cada tipo de célula se puede desarrollar en un tipo diferente de tumor.

  • Los tumores epiteliales se originan de las células que cubren la superficie externa del ovario. La mayoría de los tumores ováricos son tumores de células epiteliales.
  • Los tumores de células germinales se originan de las células que producen los óvulos.
  • Los tumores estromales se originan de las células del tejido estructural que sostienen el ovario y producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

La mayoría de estos tumores son benignos (no cancerosos) y nunca se propagan fuera del ovario. Los tumores se pueden tratar mediante la extirpación quirúrgica de un ovario o de parte del ovario que contiene el tumor.

Los tumores ováricos malignos (cancerosos) o tumores de bajo potencial maligno se pueden propagar (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo, y pueden causar la muerte. El tratamiento para estos tipos de tumores se describe más adelante en este documento.

Tumores ováricos epiteliales

Tumores ováricos epiteliales benignos

La mayoría de los tumores ováricos epiteliales son benignos, no se propagan y generalmente no conducen a enfermedades graves. Existen varios tipos de tumores epiteliales benignos, incluidos los cistoadenomas serosos, los cistoadenomas mucinosos y los tumores de Brenner.

Tumores de bajo potencial maligno

Cuando se observan con el microscopio, algunos tumores ováricos epiteliales no se ven claramente como cancerosos. Éstos se denominan tumores de bajo potencial maligno (low malignant potential, LMP). También se les conoce como cáncer ovárico epitelial fronterizo. Estos tumores se diferencian de los cánceres ováricos típicos porque no crecen hacia el tejido de sostén del ovario (llamado estroma ovárico). Asimismo, si se propagan fuera del ovario, como por ejemplo, a la cavidad abdominal, es posible que crezcan en el revestimiento del abdomen, pero a menudo no hacia el interior de éste.

Estos cánceres tienden a afectar a las mujeres más jóvenes en comparación con los cánceres ováricos típicos. Los tumores LMP crecen lentamente y tienen menos probabilidades de causar la muerte que la mayoría de los cánceres de ovario. Aunque pueden causar la muerte, esto no es común que ocurra.

Tumores ováricos epiteliales malignos

Los tumores epiteliales cancerosos reciben el nombre de carcinomas. Aproximadamente de 85 a 90% de los cánceres de ovario son carcinomas ováricos epiteliales. Cuando alguien dice que tuvo cáncer de ovario, por lo general significa que se trataba de este tipo de cáncer. Estas células del tumor presentan varias características (cuando se observan con un microscopio) que se pueden utilizar para clasificar a los carcinomas ováricos epiteliales en diferentes tipos. El tipo seroso es por mucho el más común, pero existen otros tipos como mucinosos, endometrioides y de células claras.

Si las células no lucen como cualquiera de estos cuatro subtipos, al tumor se le llama indiferenciado. Los carcinomas ováricos epiteliales indiferenciados tienden a crecer y propagarse más rápidamente que los otros tipos. Los carcinomas ováricos epiteliales son clasificados por estos subtipos, aunque también se les asigna un grado y una etapa.

El grado clasifica el tumor de acuerdo con su similitud con el tejido normal en una escala de 1, 2 o 3. Los carcinomas ováricos epiteliales de grado 1 se parecen más al tejido normal y tienden a tener un mejor pronóstico. Por otro lado, los carcinomas ováricos epiteliales de grado 3 se parecen menos al tejido normal y generalmente tienen un peor pronóstico. Los tumores de grado 2 lucen y actúan entre los de grado 1 y 3.

La etapa del tumor describe la extensión de la propagación del tumor desde donde se originó en el ovario. El cáncer epitelial de los ovarios suele propagarse primero al revestimiento y a los órganos de la pelvis y el abdomen (barriga). Esto puede producir una acumulación de líquido en la cavidad abdominal (ascitis). A medida que la enfermedad avanza, se puede propagar a los pulmones y al hígado, o en pocas ocasiones, al cerebro, los huesos o la piel.

Continuar leyendo “¿Qué es el cáncer de ovario?”

Qué son y cómo funcionan los Pesarios

¿Sabías que existen unos dispositivos que recolocan y fijan los órganos prolapsados en su lugar?

¿Sabías que hay muchos modelos de pesarios para el prolapso que incluso se pueden llevar colocados y no se notan mientras se mantienen relaciones sexuales?

Los pesarios son unos dispositivos que se colocan en la vagina y sirven para elevar y dar soporte recolocando el útero, la vagina, la vejiga o el recto cuando cualquiera de ellos ha descendido de su lugar habitual debido a la debilidad de los tejidos y músculos del suelo pélvico.

El soporte que otorgan los pesarios recoloca y fija en su sitio los órganos que han descendido, liberando de presión y facilitando la irrigación sanguínea y la oxigenación de los tejidos.

Su uso también se ha demostrado muy eficaz para evitar la incontinencia de esfuerzo ya que al elevar las paredes de la vagina corrigen el ángulo del cuello vesical evitando los escapes de orina al realizar un esfuerzo brusco y repentino como, por ejemplo, cuando realizamos deportes de impacto.

 

ndicaciones de uso de los pesarios

El uso de pesarios está indicado en los siguientes casos de disfunciones del suelo pélvico:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Prolapso uterino
  • Prolapso vaginal
  • Cistocele
  • Rectocele
  • Enterocele
  • Prolapsos e incontinencias transitorias después del parto.
  • Prevención de partos prematuros: recientemente, algunos hospitales están usando un tipo específico de pesario de cerclaje desarrollado por la ginecóloga alemana Birgit Arabin que está dando muy buenos resultados en la prevención de partos prematuros. Este pesario, que debe ser colocado por un ginecólogo, corrige el cuello uterino corto de algunas embarazadas que es la principal causa que provoca el parto prematuramente.

Beneficios del uso de pesarios

  • Retrasa llegando, a veces, a evitar la cirugía del prolapso.
  • Ayuda a evitar el empeoramiento de un prolapso.
  • Reduce el impacto sobre el suelo pélvico al realizar ejercicio.
  • Evita la incontinencia urinaria de esfuerzo al realizar deporte.
  • Facilita la rehabilitación del suelo pélvico cuando existe un prolapso.
  • Ayuda al suelo pélvico en su función de soporte en personas de edad avanzada o con sobrepeso.
  • Es una alternativa muy aceptable en casos de cirugías sin éxito y cuando no se puede realizar la cirugía de prolapso.

pesarios-irega

Hoy en día, la mayoría de los pesarios que se comercializan están fabricados en plástico o silicona de grado médico para minimizar el riesgo de infecciones o alteraciones en la mucosa vaginal.

Existen multitud de formas y tamaños diseñados específicamente para tratar los síntomas de los diferentes tipos y grados de prolapso.

Así, hay pesarios que funcionan a modo de palanca (Hodge, Gehrung, etc.), otros que rellenan un espacio (Cube, Donut, etc.) y otros que soportan y corrigen un determinado ángulo (anillos).

Cuando el pesario que llevamos puesto se nota, molesta o se mueve y se cae de su lugar normalmente es debido a que no estamos usando la talla adecuada.

Contraindicaciones del uso de pesarios para el prolapso

Normalmente el uso de pesarios no suele estar recomendado en los siguientes casos:

  • Cuando existe alergia a alguno de los materiales de los que está fabricado.
  • Cuando hay algún tipo de infección vaginal.
  • Cuando hay sangrado de causas desconocidas.
  • En casos de enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Ulceración de las paredes vaginales.

Uso de pesarios con estrógenos

El uso de estrógenos junto a los pesarios está altamente indicado después de la menopausia.

Existen suficientes estudios que avalan el tratamiento con estrógenos para mejorar la calidad de los tejidos vaginales y pélvicos, aumentando su grosor y consistencia, de manera que “resisten” mejor el uso de pesarios y se reduce el riesgo de sufrir posibles efectos adversos como úlceras o infecciones.

Este es otro aspecto que debes consultar con tu especialista para saber si en tu caso concreto este tratamiento está recomendado, además de tener que llevar junto a él un control y supervisión periódicos.