Etapas del duelo

A continuación se detallan las etapas por la que atraviesa la pareja diagnosticada con infertilidad. Estas son vividas en forma diferente por cada persona.

 

1.- Shock y negación
La pareja se queda en shock al enterarse o darse cuenta de que tiene un problema de infertilidad. Esta etapa se caracteriza por estar “como zombi” o en un túnel, muy distante de los demás. Se es invadido por el pensamiento de que lo sucedido no pude ser verdad, de que alguien puede haber cometido un error. Como es algo intolerable para la mente, se presenta una fase de negación.

La pareja utiliza sus defensas en un intento de negar la realidad dolorosa que está emergiendo. Racionaliza, evita y continúa buscando una manera de salir de esto a través de excusas como:

– Pensar que el problema, es que ambos han trabajado mucho y necesita vacaciones para poder tener sexo productivo.
– Que la infertilidad no les puede estar sucediendo a ellos, es temporal y seguramente se va a resolver en un tiempo.

Este paso es importante porque le da a la pareja tiempo para
aceptar el problema y desarrollar los procesos internos y externos
necesarios para adaptarse a esa nueva realidad de infertilidad.

2.- Ira o enojo ¿Por qué yo?
El enojo es probablemente la respuesta más común a cualquier situación en donde la persona se siente tratada injustamente, humillada, desechada o fracasada.

La pareja infértil se siente incomprendida y el enojo aparece como una respuesta a todas las circunstancias desagradables. El primer enojo que se experimenta es cuando se dice ¿Por qué yo?, ¿Todos pueden y yo no? ¿Qué hice que otros no han hecho? Después la ira y el enojo se dirigen del “yo” al “tú”, y se vierten hacia el cónyuge lo que puede volverse un problema al atacarse mutuamente. La presión psicológica en estos momentos es grande a través de reproches al otro o echándole la culpa de todo. Esto trae dificultades de comunicación y resentimiento, especialmente si existe un diagnóstico de que uno de los dos tiene un problema que impide el embarazo.

3.- Depresión
En este largo camino de la infertilidad, la pareja comienza a sentirse abandonada, desesperanzada, desesperada y desolada. Piensa que no existen opciones viables o positivas a su problema. Muchas personas refieren este período como el “callejón sin salida”.

4.- Culpa
Es de naturaleza humana substituir la culpa con acusación, intentando no sentirse responsable. La culpa es dirigida a veces al cónyuge, al doctor, o al mundo en general.

En esta etapa la seguridad en uno mismo en su sentido de masculinidad o femineidad se ve amenazada, la actividad normal es interrumpida, y es difícil continuar con la rutina. Las diferencias individuales en el curso de este proceso van a afectar la relación matrimonial, dejando a cada miembro de la pareja aún más solo en su lucha.

El sentimiento de culpa retrasa la recuperación ya que muchas veces se recurre interminablemente al pasado y hay hechos que se cuestionan como: “si yo no hubiera tomado pastillas” o “si hubiera estado en reposo”, “¿por qué me cuide?”
A pesar de que los tratamientos para la infertilidad no pueden curar estos sentimientos, la pareja debe hablar de ellos para aprender a manejarlos y seguir adelante hacia la siguiente etapa.

5.- Aceptación
Este es el proceso final del duelo. Una vez que la pareja se ha rendido a la desesperación de su duelo, puede comenzar a salir de él. Cuando han llorando bastantes lágrimas, sentido suficiente rabia, se han sacudido emocionalmente tanto uno, como la pareja, cada uno puede comenzar a reorganizar y aproximarse a la aceptación y resolución. Y entonces también como pareja lo logra hacer. Pueden renovar el sentido positivo de ellos mismos a pesar de los problemas reproductivos, reconociendo lo que tienen para ofrecer a cada uno, y prepararse a ellos mismos para las tareas que inesperadamente se volvieron necesarias si quieren que su familia crezca a través de otras opciones.

El camino a esta aceptación, en tiempo y en intensidad, varia de una pareja a otra, es diferente entre hombres y mujeres, e incluye otros aspectos de la pareja misma. Aunque la dificultad reproductiva es identificada en un miembro de la pareja, la aceptación es necesaria en ambos.

Se espera una etapa estresante en la relación. Parte de este estrés se debe a la parte no hablada del problema, por lo que hay que dialogar  y es en ese momento cuando la pareja ya no necesita protegerse a sí mismas del dolor de la infertilidad.

La aceptación no significa que el problema desaparezca, sino
que se puede manejar de una forma sana, tanto en lo individual como
en pareja

LOS DÍAS FÉRTILES

Lo básico para que exista el Embarazo es que se produzca la Fecundación de un Ovocito por parte del espermatozoide. La mujer nace con la Reserva ovárica ya establecida desde su nacimiento, pero estos ovocitos estarán parados en una fase del proceso de maduración esperando a que llegue el periodo de la pubertad. Llegado este periodo se empiezan a activar las señales que producirán la maduración de un Folículo en cada ciclo y la posterior Ovulación de este. Solamente en este momento, en el que se haya producido la ovulación y el ovocito se haya liberado a las Trompas de Falopio se podrá producir la fecundación por parte del espermatozoide, y si todo va bien, unos días después la Implantación del Embrión en el útero y de esta manera el embarazo. Continúa leyendo LOS DÍAS FÉRTILES

Afrontando la infertilidad de manera asertiva

La dificultad para tener hijos, cuando estos se desean, es una de las pruebas más duras que tiene que superar una pareja. Al recibir un diagnostico de infertilidad provoca estrés, ansiedad e incluso sentimientos de culpa, todo ello actuando como una bomba de tiempo que puede acabar afectando a la relación, afecta de igual manera a hombres y mujeres por lo que aquí te brindamos algunas sugerencias para enfrentar esta situación de una manera mas positiva.

Continúa leyendo Afrontando la infertilidad de manera asertiva

Estimúlalo desde el vientre

No hace mucho tiempo, se pensaba que el cerebro fetal era inmaduro, incapaz de pensar o tener memoria y que no era posible ningún proceso de aprendizaje que no fuese una respuesta refleja, pero en la actualidad numerosas investigaciones afirman que el bebé, antes de nacer, es capaz de obtener y procesar información de diversos estímulos y que existe una relación entre el desarrollo de su cerebro y los órganos de sus sentidos dentro del útero. Continúa leyendo Estimúlalo desde el vientre

Sentimiento de culpa ante la Infertilidad

Al momento en el que una pareja se enfrenta ante un diagnóstico de infertilidad y decide comenzar a realizar un tratamiento de reproducción asistida puede sentir la tentación de buscar un “culpable” de la misma. Por desgracia, muchas veces sucumben a esta tentación apoyándose con datos no tan certeros en el peor de los casos.

Continúa leyendo Sentimiento de culpa ante la Infertilidad