Fertilidad y mi estilo de vida

El estilo de vida es uno de los factores que más influye en el estado de salud de las personas y por consiguiente en la fertilidad. 

Acudir a un centro de reproducción asistida es algo cada vez más común. De hecho, el número de parejas que presentan problemas de fertilidad aumenta cada año. Los motivos de esta infertilidad a menudo tienen que ver con el estilo de vida predominante en la sociedad actual y pueden solucionarse cambiando algunos hábitos de nuestro día a día.

¿Cómo influye el estilo de vida en la fertilidad?

Retraso en la búsqueda del embarazo: La incorporación de las mujeres al mundo laboral ha producido un retraso en la creación de la familia, debido a que las mujeres prefieren ser madres una vez han alcanzado el desarrollo laboral deseado. Este estatus se suele alcanzar alrededor de los 35 años, periodo en el que la probabilidad de lograr un embarazo empieza a disminuir. Esta relación de la edad con la fertilidad se debe al envejecimiento de los óvulos. La creación de los gametos se desarrolla en la fase embrionaria y es en la edad adulta cuando de forma cíclica se van liberando para poder ser fecundados hasta que se produce la menopausia.

Tanto el exceso como el defecto de peso corporal: derivados de una mala alimentación o de la falta de ejercicio físico también pueden ser un problema para lograr el embarazo. Además, la obesidad puede afectar a la funcionalidad del ovario y a la calidad ovocitaria y endometrial, mientras que un peso excesivamente bajo en la mujer puede derivar en retraso en la menarquia, anovulación y alteración de los ciclos menstruales. Este problema también afecta a la fertilidad masculina, pues el sobrepeso puede hacer que se produzca menos semen y con ello, que haya menor cantidad de espermatozoides.

Hábito tabáquico: disminuye la reserva folicular y la aparición de la menopausia ocurridos años antes que en las mujeres no fumadoras.Está comprobado que el tabaco afecta negativamente a ovarios, trompas de Falopio, útero, embrión, feto, recién nacido y espermatogénesis, así que puede considerarse una causa directa o indirecta de muchos problemas defertilidad.
Falta de ejercicio físico o sedentarismo: tiene una relación directa con el aumento del peso corporal, anteriormente descrito. Se recomienda la práctica de alguna actividad física de intensidad moderada de al menos 30 minutos durante todos los días de la semana.

Continuar leyendo “Fertilidad y mi estilo de vida”

Prolactina alta

 Cuando una mujer tiene problemas de fertilidad, puede estar relacionado con las hormonas. Las hormonas son sustancias químicas especiales que secreta nuestro cuerpo y aseguran el correcto funcionamiento del organismo. Por ejemplo, la ovulación y la menstruación son provocadas por secreción de hormonas.

La hiperprolactinemia es el aumento del nivel de la prolactina en la sangre. La prolactina es una hormona existente tanto en los hombres como en las mujeres, y se libera en varias ocasiones durante el día y la noche. Esta hormona generalmente se libera con el fin de estimular la producción de leche en las mujeres embarazadas y ampliar las glándulas mamarias de modo que pueda realizarse la lactancia.
En el caso de la mujer, una vez que se produce el nacimiento del bebé y se cortan las conexiones anatómicas materno-fetales, se produce un aumento de prolactina, que es la hormona que estimula la producción de leche materna. En un principio, la madre no notará esa producción, ya que las primeras 48-72 horas lo que se produce es una sustancia llamada “calostro”, que es una leche concentrada con una consistencia diferente a la habitual y que está provista de unas propiedades nutricionales adecuadas para los primeros días de vida del bebé.
¿Cómo afecta la prolactina alta a la fertilidad?
La secreción inadecuada de la prolactina en la mujer puede influir de forma negativa en la fertilidad, ya que puede producir trastornos de la ovulación, así como alteraciones en el ciclo menstrual de la mujer y puede ser causa de infertilidad en muchas ocasiones.
La glándula hipófisis es la encargada de segregar esta hormona al cuerpo. Esta glándula que se encuentra en nuestro cerebro, bloquea el proceso de ovulación después del parto y durante el tiempo que dura la lactancia ya que nuestro cerebro interpreta que el cuerpo de la mujer no está aún preparado para un segundo embarazo. Es por este motivo por el que tener la prolactina alta puede provocar problemas de fertilidad e imposibilitar que la mujer pueda quedarse embarazada.
Los factores que influyen en la secreción inadecuada de esta hormona puede ser tanto por factores corporales como, por ejemplo, embarazo, lactancia o estrés; o por factores secundarios relacionados con enfermedades como hipotiroidismo o síndrome de ovarios poliquísticos e, incluso, por algunos medicamentos.
Conocer la causa de la hiperprolactinemia es fundamental para seleccionar el tratamiento adecuado que permita lograr el embarazo. Si los medicamentos que un especialista recomiende no son suficientes, apostar por técnicas de reproducción asistida será la mejor opción para aquellas mujeres que deseen ser madres.

LOS DÍAS FÉRTILES

Lo básico para que exista el Embarazo es que se produzca la Fecundación de un Ovocito por parte del espermatozoide. La mujer nace con la Reserva ovárica ya establecida desde su nacimiento, pero estos ovocitos estarán parados en una fase del proceso de maduración esperando a que llegue el periodo de la pubertad. Llegado este periodo se empiezan a activar las señales que producirán la maduración de un Folículo en cada ciclo y la posterior Ovulación de este. Solamente en este momento, en el que se haya producido la ovulación y el ovocito se haya liberado a las Trompas de Falopio se podrá producir la fecundación por parte del espermatozoide, y si todo va bien, unos días después la Implantación del Embrión en el útero y de esta manera el embarazo. Continuar leyendo “LOS DÍAS FÉRTILES”

La importancia de la nutrición durante los tratamientos de fertilidad

¿Qué alimentos pueden ser perjudiciales?

El consumo excesivo de café, el alcohol o el humo del tabaco son hábitos ampliamente conocidos como contraproducentes. Pero, además, existen otros alimentos que forman parte de nuestra dieta habitual que también pueden ser negativos para nuestra fertilidad.

Continuar leyendo “La importancia de la nutrición durante los tratamientos de fertilidad”

Diabetes y embarazo

Un embarazo en sí mismo implica la atención total de la madre, deben existir diversos cuidados y prestar atención por si se presenta alguna anomalía. A veces, Continuar leyendo “Diabetes y embarazo”